miércoles, 25 de marzo de 2020

Cuido una planta bella que ama y busca la sombra... Rosalía De Castro

cao yong, rosalia de castro, Mónica López bordó, poesía en cuarentena, quédate en casa y lee, poesía desde casa
Pintura de Cao Yong

Cuido una planta bella
que ama y busca la sombra,
como la busca un alma
huérfana, triste, enamorada y sola,
y allí donde jamás la luz del día
llega sino a través de las umbrosas
ramas de un mirto y los cristales turbios
de una ventana angosta,
ella vive tan fresca y perfumada,
y se torna más bella y más frondosa,
y languidece y se marchita y muere
cuando un rayo de sol besa sus hojas.

Para el pájaro el aire, para el musgo la roca,
los mares para el alga, mayo para las rosas;

que todo ser o planta va buscando su natural atmósfera,
y sucumbe bien pronto si es que a ella
oculta mano sin piedad la roba.

Sólo el humano espíritu al rodar desquiciado
desde su órbita a mundos tristes y desolados,
ni sucumbe ni muere; que del dolor el mazo
fuerte, que abate el polvo y que quebranta el barro
mortal, romper no puede ni desatar los lazos
que con lo eterno le unen por misterioso arcano.

Por eso yo que anhelo que el refulgente astro
del día calor preste a mis miembros helados,
aún aliento y resisto sin luz y sin espacio,

como la planta bella que odia del sol el rayo.
Ya que otra luz más viva que la del sol dorado
y otro calor más dulce en mi alma penetrando
me anima y me sustenta con su secreto halago
y da luz a mis ojos por el dolor cegados.


ROSALÍA DE CASTRO
(Libro En las orillas del Sar)




jueves, 21 de marzo de 2019

Esto... Carilda Oliver Labra

Cuadro de Chie Yoshii

Un corazón que nubla sus señales,
una mirada azul velando rosas,
un pie para morir, y muchas cosas
tranquilas en amor, elementales.

Sin lágrimas que pudra sus cristales,
sobre un montón de fiebres dolorosas,
una muchacha así: con mariposas,
quedándose entre músicas cordiales.

Y con esa piedad casi de nube
por todo lo pequeño que no sube,
deteniendo la luz frente a su nombre.

Una muchacha así, en cualquier lugar,
o preferiblemente junto al mar.
Una muchacha así queriendo a un hombre.


CARILDA OLIVER LABRA


poema-esto-carilda-oliver-labra-cuba-monica-lopez-bordon-mujer-y-poesía
Añadir leyenda




domingo, 28 de octubre de 2018

Árbol de magnolias... Marosa Di Giorgio

arbol-de-magnolias-marosa-di-giorigio-monica-lopez-bordon-poesia


Árbol de magnolias,
te conocí el día primero de mi infancia,
a lo lejos te confundes con la abuela, de cerca, eres el aparador
de donde ella sacaba el almíbar y las tazas.
De ti bajaron los ladrones;
Melchor, Gaspar y Baltasar;
de ti bajaban los pastores y los gatos;
los pastores, enamorados como gatos,
los gatos, serios como hombres, con sus bigotes y sus ojos de enamorados
Esclava negra sosteniendo criaturitas, inmóviles, nacaradas.
Virgen María de velo negro,
de velo blanco, allá en el patio.
Eres la abuela, eres mamá, eres Marosa, todo eres, con tu
eterna
juventud, tu vejez eterna,
niña de Comunión, niña de novia,
niña de muerte.
De ti sacaban las estrellas como tazas,
las tazas como estrellas.
Estuvo oculto en tus ramos el Libro del Destino.
Te has quedado lejos, te has ido lejos.
Pero, voy retrocediendo hacia ti,
voy avanzando hacia ti.
Te veré en el cielo.
No puede ser la eternidad sin ti.


MAROSA DI GIORGIO


arbol-de-magnolias-marosa-di-giorgio-monica-lopez-bordon-poesia


miércoles, 26 de septiembre de 2018

La muerte inmortal... Aldo Pellegrini

poesia-aldo-pellegrini-monica-lopez-bordon-pintura
Pintura de: Hudozhnik-Stolyarov-Vadim.-Kartina-Tanets-na-zakate

Rebeldía de los comensales. La fiesta despierta a los visionarios que fraternizan con el alba.

Gerreros nocturnos de espaldas contra las murallas de luz. Los mensajeros del tiempo no obedecen las órdenes.Fracaso de la ceremonia frente al mar. Los desterrados te abandonan oh tierra inaccesible a las súplicas.

Las esclavas se mueven en el infinito espacio de las palabras. La desesperación se detiene a la puerta de losinsensibles. La voz henchida de una misteriosa ternura llama.

Oscuras en el recuerdo. Despiertan. Izan sus manos hasta más allá del tiempo. Se clavan las uñas. Se desgarrancon calculada indiferencia.

Falta el dolor y todas las heridas son mortales. Los besos son mortales. La desesperación llama a todas las puertas.El tiempo cambia los cuerpos de lugar. Pasa la noche sin dejar rastros. La voz calla. Una última sonrisa se desvanece.El humo queda. Un viento de piedra nos envuelve. Sólo la muerte es inmortal



ALDO PELLEGRINI


poema-del-dia-la-muerte-inmortal-aldo-pellegrini-monica-lopez-bordon